Emprendimiento Spin Off

Para muchos de nosotros, los nombres, Google, Yahoo, Xerox, son muy familiares, porque utilizamos sus servicios a diario, porque hemos adquirido alguno de sus productos o simplemente porque son marcas mundialmente reconocidas.

Pese a que podemos conocer algo de sus historias como empresas, pocos saben que estas compañías surgieron del alero de otra institución más grande y que por motivos estratégicos decidieron desprenderse y funcionar en forma independiente. Este proceso es conocido como Spin Off.

Este concepto expresa la idea de formar nuevas compañías en el seno de organizaciones consolidadas, de manera de darle independencia jurídica, técnica y comercial a los nuevos proyectos.

Existen dos motivos por los cuales generar Spin Off, uno es por emprendimiento y el otro por reestructuración de la compañía. El primero hace referencia a nuevas ideas de negocios que se desarrollan al interior de las compañías y la segunda, no menos importante, hace referencia a los cambios de estructura al interior de la compañía, esto se puede deber a una expansión como a una contracción de la empresa madre.

Los Spin Off se caracterizan por no ser parte del core de las empresas lo que hace mucho más natural el proceso de generación de Spin Off. En otros casos existen áreas de negocios de las compañías que han crecido tanto que pueden sustentarse por si solas y requieren independizarse.

El proceso de generación de Spin Off no es una tarea fácil, el primer paso es darse cuenta de la importancia de esta metodología y de los beneficios que puede traer para la empresa, siempre el primer paso es el más complejo, pero una vez resuelto, las siguientes etapas son mucho menos complejas. Una vez tomada la decisión de embarcarse en la aventura de innovar, las empresas deben generar un diagnóstico inicial de las condiciones en que se encuentra la compañía con respecto a los procesos de generación de innovación, al clima organizacional, a los estados financieros, etc., factores que guiarán el trabajo futuro. Siempre es recomendable que los diagnósticos sean realizados, o al menos, asesorados por personas externas a la empresa de manera de tener una óptica más neutra de la situación actual.

Uno de los pasos claves en el proceso de generación de Spin Off, es definir cuál es la idea de negocio que queremos desarrollar y evaluar si cumple con los requisitos para que se transforme en un Spin Off.

Al final de este camino nos podemos encontrar efectivamente con nuevas ideas de negocios, transformadas en nuevas empresas que pueden llegar a ser tanto o más exitosa que la empresa madre.

La generación de Spin Off no es un proceso fácil, pero está demostrado que si se hace de la forma adecuada puede traer enormes beneficios para las empresas.

Fuente: Diario Pyme por Álvaro Ossa

Be Sociable, Share!