Generaciones X, Y, Z

Durante mi trabajo con la Generación M – a saber, aquellos niños y niñas cuya característica fundamental es la habilidad de conducir y administrar múltiples medios de comunicación e información a la vez -, lo más desafiante con lo que me he topado ha sido con definir clara y fielmente la relación de las generaciones que los preceden.

Es decir, si existe una Generación M: ¿Cuál fue la generación anterior? ¿De quiénes son hijos estos niños? ¿Existe una Generación L o existirá una N? ¿Cuál es la naturaleza de este asunto?
Con el siguiente documento, pretendo aclarar la relación entre las generaciones que aún viven, gracias a investigaciones que han sido publicadas a principios de este 2009, y que afortunadamente toman el papel de sujetadores en el vasto mar de información con la que he tenido que lidiar durante el tiempo que llevamos estudiando este proyecto.
El alfabeto de los años
En un contexto teórico, es difícil identificar a priori exactamente cuándo comienza esta Generación M y cuáles son las características que le dan forma.
Existe mucha documentación sobre generaciones anteriores. Las más difundidas y reconocidas de las que aún existen representantes vivos – y aún los años que comprende cada una son punto de discrepancia entre autores – son la Generación X (presuntamente entre 1963 y 1981, herederos del consumismo a gran escala y las puertas de la Globalización), Baby Boomers (hijos de los ganadores de la Segunda Guerra Mundial, probablemente entre 1945 y 1963), Generación Silenciosa (que vivieron la Guerra en silencio y los efectos de la Gran Depresión, entre 1922 y 1945), y los Veteranos o GI’s – vivieron varias Guerras Internacionales y la era espacial, de 1901 a 1922 (Sánchez, 2007).
En menos de 10 años, se han explorado al menos cinco intentos serios para nombrar al a siguiente Generación (que ya ha terminado de nacer); todas ellas desarrolladas bajo el supuesto de la presencia e influencia inevitable del factor tecnológico: La Generación Y -optimistas, creativos, inmersos en la tecnología, independientes, adictos a los desafíos (Gargano, 2007)-, Generación Milenio -testigos y protagonistas de los cambios organizacionales y económicos del siglo XXI (Sánchez, 2007)-, Generación @ -hijos de Internet y la WWW–, Generación Digital –nacidos y educados por la tecnología– y Generación M, que ha sido la más extendida y documentada, y por lo tanto, en la que se basa el desarrollo de estos estudios.
Enseguida saltan las siguentes dudas: Si la Generación X abarca hasta el 81 y la Generación M se trata de chicos que difícilmente están en edad de votar, ¿qué pasa con el espacio entre el 82 y 90? Y si es esto, ¿no deberían las anteriores generaciones ser revisadas en su marco cronológico?
Una nueva revisión del alfabeto
William Strauss y Neil Howe escribieron en 1992 su libro Generations: The history of America’s future, 1584 to 2069. Ellos proponen la siguiente cadena generacional:

Si revisamos la cadena, vemos que al contrario de lo comúnmente aceptado, los saltos generacionales se dan cada 8 a 12 años. En este caso, el concepto de Generación M cuadra a la perfección, pues podremos ubicarlos entonces como los niños nacidos a partir de 1991 hasta el 2002 (considerando que es a partir de los 6 o 7 años – la edad de la educación primaria – cuando un niño comienza con actividades que requieren pensamiento abstracto).

El Internet en la vida de cada quien
En un estudio recién publicado por la Pew Internet & American Life Project, que se basa en la catalogación de Strauss y Howe para hacer su segmentación, comentaron las diferencias existentes en el uso de Internet entre los grupos de edad.
Las Generaciones jóvenes (M, Y) dirigen sus actividades en Interent fundamentalmente al recreo y socialización, por lo que disfrutarán los juegos en línea, los videos, mensajes instantáneos, redes sociales, música, blogs y en algunos casos la búsqueda de empleo (fundamentalmente la Generación Y).
Las Generaciones mayores (X en adelante) dirigen sus actividades a un formato más práctico e informativo, como es la compra en línea, la banca en Internet, la búsqueda de información y fundamentalmente la actualización en materia de salud personal.
Pero nadie dijo que no fueran actuales
Sin embargo y contrario a lo que se pudiera creer; las generaciones mayores están asimilando Internet más rápidamente que las generaciones más jóvenes – o será que las generaciones más jóvenes ya terminaron de asimilar, y han llegado al punto de plenitud.
Un estudio denominado Consumer Electronics Usage Survey – Accenture revela que, en el paso de un sólo año (2008 a 2009), el consumo social de Internet en sus diversas versiones – redes, chat, videos, música, etc. – por parte de adultos arriba de los 50 años ha avanzado casi 20 veces más rápido que el consumo de los más jóvenes en el mismo período.
Dejando las cosas claras
Como es de esperarse, aún cuando en este documento se aclara la relación generacional existente a través de las edades y de los sucesos sociales que las provocaron; aún se necesitan investigaciones exahustivas para medir la relevancia de esta división en América Latina, puesto que cada definición obedece a la herencia cultural a la que están sujetos y sobre la que se han desarrollado.

Fuente: GrupoDirCom

Be Sociable, Share!